MEGA VENTA PRETEMPORADA 2024

5 beneficios para la salud de bañarse en un jacuzzi

¿Has tenido un día largo y estresante en el trabajo? ¿Estás buscando una forma eficaz de relajarte en casa? ¡Tenemos una solución probada para esto! Un baño de burbujas en un jacuzzi no sólo es muy divertido y una oportunidad para pasar un tiempo fantástico con sus seres queridos, sino también una gran cantidad de beneficios para la salud que aporta la hidroterapia. ¡Mira cómo los baños regulares en una bañera Spa pueden ayudarte y comprueba que es una inversión importante en tu salud!

1. Relajación y relajación muscular

Uno de los beneficios más evidentes de sumergirse en un jacuzzi es la capacidad de aliviar toda la tensión que se ha acumulado en el cuerpo a lo largo del día. El efecto calmante del agua tibia, el hidromasaje y la fototerapia (la mayoría de bañeras están equipadas con luces LED) nos permite aliviar fácilmente el estrés tanto físico como emocional y mental.

Como destacan los especialistas, Bañarse en una bañera Spa permite reducir el estrés y sentir sus efectos negativos, como: respiración inquieta y superficial, digestión más lenta o frecuencia cardíaca más rápida. Las personas que se relajan regularmente en un jacuzzi notan una disminución significativa de la tensión muscular y un alivio de la ansiedad excesiva.

¡Pero eso no es todo! Se ha demostrado que el estado de relajación que se consigue al bañarse en un jacuzzi puede ser suficiente para conciliar un sueño profundo y tranquilo. En 2021, se realizó un estudio sobre el impacto de la hidroterapia en la condición física y la calidad del sueño de las personas que padecen fibromialgia. Resulta que la hidroterapia no solo ayudó a aliviar los síntomas relacionados con la enfermedad, sino que también mejoró la calidad del sueño.  

2. Alivio del dolor

Si has utilizado al menos una vez una bañera de hidromasaje, probablemente ya habrás comprobado el efecto beneficioso del hidromasaje sobre todo tipo de dolores. Los baños de burbujas son una excelente alternativa a muchos medicamentos y sustancias analgésicas.. Los chorros de masaje relajan los músculos, articulaciones y tendones tensos y ayudan a aliviar la rigidez y la inflamación que causan el dolor.

¿Con qué dolencias ayuda el hidromasaje? Aquí hay sólo algunos de ellos:

  • dolores de cabeza;
  • dolor menstrual;
  • dolores de espalda;
  • dolor de pie;
  • problemas estomacales;
  • dolores musculares;
  • dolor causado por la artritis (al bañarnos, nuestro peso disminuye en 90%, gracias a lo cual los huesos, músculos, articulaciones y tendones no tienen que soportar tanta carga como, por ejemplo, al caminar);
  • Hinchazón de articulaciones y ligamentos.

3. Mejora del funcionamiento del sistema circulatorio.

Según una investigación realizada en 2016, relajarse en una bañera puede tener un impacto significativo en la función de los vasos sanguíneos y los niveles de presión arterial. Los científicos confirman que La hidroterapia combinada con el tratamiento térmico puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares., y también reducir la mortalidad por esta causa entre las personas que llevan un estilo de vida sedentario. Curiosamente, sólo 10 minutos de baño en un jacuzzi son suficientes para reducir eficazmente la presión arterial y apoyar el tratamiento de las personas con hipertensión.

4. Mejor quema de calorías

Bajo la influencia del agua tibia, los poros de la piel de nuestro cuerpo se abren, como resultado Permite la liberación eficiente de todas las toxinas del cuerpo y acelera el proceso metabólico.. Para confirmar esta tesis, se realizó un estudio con personas que se relajaban durante una hora en un baño caliente con hidromasaje. Los resultados del estudio son sorprendentes: estas personas quemaron aproximadamente la misma cantidad de calorías que las que caminaron media hora. Por supuesto, esto no significa que debamos abandonar por completo todas las formas de actividad física. Sin embargo, un baño de burbujas de este tipo puede ser una solución ideal para las personas que tienen que dejar de hacer ejercicio durante algún tiempo.

5. Mayor sensibilidad a la insulina.

Cada vez se habla más de los efectos beneficiosos de los baños de spa terapéuticos sobre la reducción de la sensibilidad a la insulina. Por lo tanto, las sesiones de relajación en un jacuzzi no sólo pueden proporcionar un mejor sueño y mejorar nuestro bienestar, sino también regular los niveles de azúcar en sangre, convirtiéndose en Apoyo natural para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Además, la terapia en un jacuzzi también puede aportar muchos beneficios a las personas que luchan contra la obesidad.  

Baños con hidromasaje para un mejor estado de la piel

Ya sabes cómo bañarse en un jacuzzi te ayuda a quemar grasas y conseguir la figura de tus sueños. Por último, nos gustaría contarte en pocas palabras todo lo bueno que la hidroterapia puede hacer por tu piel. Independientemente de si utilizas el baño en verano o en invierno, un baño de este tipo te ayudará a deshacerte de la piel de naranja, que se acumula principalmente alrededor del vientre, las caderas, los muslos y las nalgas.

El agua tibia combinada con un masaje ejerce una suave presión sobre el cuerpo, lo que activa el masaje de la piel, tejidos subcutáneos y músculos. En efecto la piel recibe mejor suministro de sangre y elasticidad, y la celulitis se vuelve menos visible. Los agradables baños con hidromasaje también dejan la piel fresca, agradable al tacto, aterciopelada y con un color bonito y natural.

es_ES